Científicos desarrollan una nueva generación de alimentos para el control del peso y el desarrollo de la obesidad

Científicos del Proyecto PRONAOS, integrado por 40 grupos de investigación pública y trece empresas privadas, han desarrollado una nueva generación de alimentos que permitirá el control del peso y el desarrollo de la obesidad.

Este ha sido uno de los 14 grandes proyectos de investigación industrial estratégica aprobados en 2008 en la cuarta convocatoria del Programa CENIT, y que está enfocado a la investigación de los factores genéticos, moleculares y nutricionales que regulan los sistemas de control de peso corporal con el objetivo de desarrollar una nueva generación de alimentos dirigidos controlar el peso y prevenir la obesidad.

Con un presupuesto de unos 25 millones de euros aproximadamente, estos científicos han conseguido descubrir en cuatro años avances muy importantes a la hora de poder entender los mecanismos sobre los que se desarrolla esta enfermedad. Patología que afecta a miles de personas en el mundo y, concretamente, a una buena parte de los españoles.

Y es que, España es el país de Europa con mayor tasa de obesidad, aproximándose a Estados Unidos, al afectar a uno de cada cuatro adultos y a uno de cada tres niños. No obstante, nuestro país se sitúa en el primer puesto del ‘ranking’ mundial en cuanto a obesidad infantil se refiere.

Para evitar que el número de personas obesas o con sobrepeso siga aumentado y para ayudar a los que ya la padecen, se ha creado este proyecto, titulado ‘Investigación científica dirigida al desarrollo de una nueva generación de alimentos para el control del peso y prevención de la obesidad’.

Una iniciativa que ha estado asentada en cinco actividades: los nuevos factores genéticos y de biomarcadores relacionados con la obesidad, el descubrimiento de nuevos ingredientes, la evaluación de modelos animales de obesidad, el diseño de nuevos alimentos para el control del peso y la evaluación, estudio e intervención nutricional.

Todas ellas han dado lugar a una serie de conclusiones que, según ha explicado la directora de investigación Biosearch, Mónica Olivares, van a contribuir al mantenimiento de la salud en la sociedad y a evitar que se produzcan nuevos casos.

En concreto, en este programa se han desarrollado nuevas tecnologías de producción y estabilización de ingredientes, se han diseñado prototipos de alimentos funcionales cuya eficacia se ha evaluado en modelos animales de experimentación y estudios de intervención quirúrgica y se han identificado nuevos valores genéticos relacionados con la obesidad.

Asimismo, se ha desarrollado una plataforma bioinformática para el descubrimiento de nuevos biomarcadores de obesidad, se han puesto a punto modelos de evaluación masiva que permiten la identificación de compuestos por actividad biológica sobre mecanismos relacionados con la obesidad y, por último, se han identificado y caracterizado nuevos ingredientes naturales con potencial actividad sobre esta enfermedad.

“Hay líneas de trabajo que no van a terminar pero hemos conseguido avances muy importantes a la hora de entender los mecanismos por los que se produce la obesidad. Además, las empresas han incorporado nuevos productos que en un breve tiempo saldrán al mercado y que, además, algunos son objeto ya de solicitud de patentes”, ha concluido el director general de Biosearch, José María Roset.

Fuente lainformacion.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s